6 Formas inteligentes de organizar tu cocina

6 Formas inteligentes de organizar tu cocina

Si bien el triángulo de cocina es un concepto de diseño que es bastante popular, el primer paso en la organización de este espacio es asegurarse de haber elegido el mejor diseño para la habitación. Dado que probablemente sea la parte más utilizada de tu casa, además de ser funcional, querrás que sea un espacio en el que disfrutes pasar el tiempo.

Con eso en mente, en Ideas en 5 minutos reunimos algunos consejos para ayudarte a elegir qué tipo de cocina se adapta mejor a tu hogar.

1. Cocina con isla

Instalar una isla de cocina es una gran manera de sumar color, textura y nuevos materiales. Pero la desventaja es que diseñarla requiere mucho conocimiento y una planificación cuidadosa porque todo el espacio gira en torno a este elemento central.

Si has decidido seguir adelante y obtener una isla de cocina, aquí hay algunos consejos que pueden resultarte útiles:

  • Averigua si tienes suficiente espacio para ello. Las islas pueden variar en tamaño y forma, pero el tamaño mínimo recomendado es de aproximadamente 1 m x 1 m, que requiere una zona de espacio libre mínima de 80 cm. Y si quieres una estufa, la isla debe tener de 2 m a 3 m de largo y de 90 cm a 120 cm de ancho.
  • Piensa en la funcionalidad. ¿Agregarás un refrigerador, electrodomésticos y un fregadero? ¿O será la isla solo un espacio de trabajo? En cualquier caso, el almacenamiento es un factor importante. Es mejor si colocas cajones anchos y profundos en el lado de la estufa y cajones poco profundos o estantes abiertos en el lado del comedor de la isla.
  • Elige entre islas fijas y móviles. Las islas móviles son útiles si necesitas muebles que actúen como un separador de ambientes basado en la preparación durante el día y que luego se apartarán por la noche para dar paso al entretenimiento. Por otro lado, las islas fijas resultan más funcionales en cocinas más grandes con espacio adicional disponible.
  • Considera los asientos. Es posible que quieras o no agregar asientos a la isla. Si lo haces, piensa cómo los usarás realmente. Evita colocar más de 3 taburetes en línea recta. Si necesitas cuatro, colócalos alrededor de un extremo de la isla para una distribución más sociable.
  • Trabaja en un diseño de iluminación. Por encima de la isla, la iluminación debe ser práctica y estéticamente agradable. Considera un extractor de aire que también funcione como accesorio de iluminación si hay una estufa en la isla de tu cocina. De lo contrario, un colgante o una línea de colgantes llamará la atención sobre la isla y proporcionará iluminación de trabajo para cuando estés preparando algo.

2. Cocina península

Si bien es similar a una isla en el sentido de que es una unidad con una encimera, se puede acceder a una península desde 3 lados en lugar de 4. Eso significa que no estará suelte en el medio de tu cocina, sino que un lado estará pegado a la pared. Su propósito es ser una extensión del diseño y dividir espacios en una cocina abierta. Si tienes una cocina particularmente grande con mucho espacio, es posible que una península no siempre sea la mejor opción.

Si crees que una cocina península es para ti, te recomendamos que eches un vistazo a estos consejos:

  • Asegúrate de tener suficiente espacio para ello. La mayoría de las unidades de península de las cocinas tienen aproximadamente 90 cm de ancho, pero la longitud puede variar para que quepan en cocinas pequeñas y grandes.
  • Mantén las cosas simples. En términos generales, la península de la cocina se usa mejor para la preparación de alimentos y/o área de asientos para cenas informales, por lo que es mejor no instalar electrodomésticos grandes, un fregadero o una estufa allí.
  • Maximiza el almacenamiento. Los cajones de una península son una excelente manera de agregar almacenamiento adicional a tu cocina, liberando los gabinetes viejos para nuevos electrodomésticos o herramientas.
  • Agrega asientos de taburete de bar. Este es un gran lugar para que los niños hagan la tarea o para que los invitados se sienten mientras tú trabajas en la cocina, así que, si es posible, considera agregar un par de taburetes.
  • Agrega iluminación encima. Dado que la gente pasará el rato allí, puedes colgar luces decorativas como una oportunidad para personalizar tu cocina.

3. Cocina en forma de “U”

A veces conocida como una cocina en forma de “C”, este diseño generalmente comprende un espacio de trabajo en 3 paredes contiguas de gabinetes, con un extremo abierto para el acceso. Las cocinas en forma de “U” brindan mucho espacio de almacenamiento y una superficie de trabajo. También son muy seguras, ya que solo tienen una entrada y no hay tráfico, pero eso significa que son las mejores para un solo cocinero.

A continuación, presentamos algunos consejos que quizás desees tener en cuenta al diseñar tu cocina en forma de “U”:

  • Considera centrar el diseño alrededor de una ventana. La luz llenará el espacio y las áreas compactas se sentirán más brillantes y atractivas. En este caso, agregar un fregadero debajo de una abertura crea un punto focal, dejando más espacio disponible para dispositivos y preparación de alimentos.
  • Opta por una estufa central. Crear un centro a lo largo de la pared del medio ayudará a formar un flujo de trabajo funcional al cocinar. Esto también crea más simetría, y aunque no es esencial, muchos propietarios lo aprecian por la estética limpia y equilibrada resultante.
  • Transforma las esquinas complicadas en unidades de almacenamiento extraíbles. Esto es especialmente importante en diseños más pequeños para maximizar cada centímetro de espacio. El mecanismo de extracción garantiza que no te olvides nada encima de las superficies y te permitirá explorar las profundidades de los armarios con facilidad.
  • Juega con la acentuación de la iluminación. Es probable que los gabinetes que se usan para cubrir las paredes generen sombras a lo largo del espacio del mostrador. Agrega luces bien colocadas debajo de las unidades de pared para garantizar que las áreas de trabajo estén siempre iluminadas y para crear un ambiente acogedor.
  • Piensa de manera minimalista: mantén los utensilios de cocina ocultos a la vista y usa cajones para cubiertos para guardar lo esencial. En una habitación más pequeña, los cajones internos también se sumarán a una apariencia sencilla y, al mismo tiempo, ofrecerán suficiente espacio de almacenamiento.

4. Cocina en forma de “L”

Si tienes una cocina y sala de estar integradas, eso significa que solo tienes 2 paredes para la cocina. En ese caso, una cocina en forma de “L” podría ser ideal para ti. Esto es especialmente cierto si tienes un espacio de cocina pequeño, ya que colocarás todo el almacenamiento y los electrodomésticos en 2 lados de la habitación, dejando los demás libres y abiertos. Pero en términos generales, la forma de “L” no es ideal si eres un cocinero social porque estarás de espaldas a la gente la mayor parte del tiempo.

Algunos consejos a tener en cuenta para este diseño son:

  • Piensa en el tamaño. Una habitación con un largo de al menos 2,44 m en un lado de la “L” y 92 cm en el otro lado permitirá que en cada extremo de la “L” se acomoden electrodomésticos estándar.
  • Mantén el fregadero y los electrodomésticos en un extremo. Esto es para asegurar que estén a la mayor distancia de la sala de estar.
  • Coloca el refrigerador con cuidado. Si es independiente, es mejor colocar el refrigerador al final de la forma de “L” para que no interrumpa el flujo del espacio de trabajo. Sin embargo, si está integrado por debajo del nivel de la encimera, hay más libertad para colocarlo más cerca del fregadero. En cualquier caso, recuerda que tu refrigerador es el punto de partida de cualquier visita a la cocina, así que piensa dónde colocarlo.
  • Maximiza las opciones de almacenamiento. Si tu cocina es más bien pequeña, considera instalar estantes colgados en la pared en la esquina de la habitación. Los estantes abiertos también son una solución práctica y elegante en cualquier cocina. Coloca la loza y cristalería de modo que sea fácilmente accesible. Prueba colocar un riel fijo debajo del estante inferior para sostener los utensilios con ganchos para cacerolas.
  • Considera liberar el espacio en el mostrador. En las cocinas en forma de “L”, el espacio en el mostrador puede ser importante. Podrías considerar usar un refrigerador debajo del mostrador para liberar un poco más de espacio. Si la mesa de la cocina está cerca, se puede usar como espacio adicional en el mostrador durante la preparación.

5. Cocina de una sola pared

Este es el diseño perfecto para espacios limitados. Como sugiere el nombre, estas cocinas pequeñas solo utilizan una pared. Al hacerlo, dejan espacio para elementos como mesas de comedor, carritos de bar y barras de desayuno si tienes espacio para ellos, por lo que incluso si tu casa es más grande, este diseño puede contribuir a crear un lugar abierto y espacioso. La desventaja es que también tendrás menos espacio para las encimeras.

Si bien es de tamaño pequeño, todavía hay muchas cosas que puedes hacer para que una cocina de una pared sea eficiente:

  • Considera el tamaño. El mostrador de una cocina de una pared suele tener alrededor de 2,4 m de largo para acomodar todos los electrodomésticos principales (refrigerador, estufa, fregadero y posiblemente un lavaplatos). Es mejor dejar de lado las cosas que se pueden mover, como artículos como un microondas o una cafetera.
  • Sé flexible. El orden de los elementos es menos importante que con otras configuraciones con un tamaño del diseño pequeño. En este caso, puedes darte el lujo de encontrar la combinación que mejor se adapte a tu lugar. El diseño compacto de una cocina de una pared es ideal si necesitas una mesa o cualquier otra cosa, así que sé creativo, especialmente cuando se trata de hacer espacio para la preparación.
  • Evita las ventanas. Si es posible, considera ubicar la cocina a lo largo de una pared que no tenga ventana. Las ventanas reducen la cantidad de gabinetes de pared que puedes instalar.
  • Usa la verticalidad. Aprovecha los techos altos instalando un tramo doble de unidades de pared para aumentar tu espacio de almacenamiento. Las unidades más altas y menos accesibles se pueden usar para almacenar artículos de temporada y ocasionales. Tener una escalera cerca puede ser útil en este caso. Para evitar abarrotar la habitación y hacer que un espacio estrecho se sienta más amplio, puedes usar estanterías de cocina abiertas.
  • Utiliza carritos. Aumenta el área de tu encimera y el almacenamiento adquiriendo un carrito de cocina. Como están sobre ruedas, puedes moverlos fácilmente por la habitación cuando y donde los necesites.

6. Cocina en forma de galería

Estas cocinas largas y estrechas imitan el diseño que se encuentra en los barcos: unidades en ambas paredes y un pasillo que corre por el medio. Se usa a menudo en cocinas pequeñas y es muy práctico porque todo es fácilmente accesible. Las mesas de trabajo a ambos lados pueden tener la longitud que desees, siempre que tengas suficiente espacio para usar electrodomésticos.

Algunas de las cosas que debes considerar al planificar tu cocina en forma de galería son:

  • Organiza los electrodomésticos con cuidado. Mantén tu espacio de trabajo principal, la estufa y el fregadero en el mismo lado de la cocina para evitar tener que cruzar de un lado a otro con demasiada frecuencia. Esto es especialmente importante si tendrás una presencia constante de niños y mascotas debajo de los pies.
  • Piensa de manera simétrica. Apegarse a un esquema simétrico con gabinetes bajos a cada lado es un arreglo clásico para una cocina en forma de galería. No es necesario que cada pared refleje la otra a la perfección, pero mantener ambos lados similares puede ayudarte a lograr una sensación más equilibrada y coherente.
  • Opta por estanterías abiertas. Si lo haces, ayudarás a mantener una atmósfera aireada dentro del espacio pequeño, al mismo tiempo que te brindarás suficiente espacio de almacenamiento. También es una excelente manera de exhibir los electrodomésticos y accesorios de cocina atractivos.
  • Planifica almacenamiento adicional. Si es necesario, considera colocar gabinetes largos y altos en una pared, pero deja abierto el espacio de trabajo del otro lado. De esa manera, no sentirás que las unidades te sofocan. Extender los gabinetes de pared elevados hacia arriba, cerca del techo, puede agregar espacio de almacenamiento adicional sin atiborrar el resto de la cocina.
  • Mantén el espacio bien iluminado. Trata de no bloquear las ventanas o abarrotarlas con gabinetes, recuerda que los estantes permitirán que la luz se filtre a través del espacio de manera más fluida, por lo que son una buena opción. Usa lámparas o luces de estantes esparcidas por todo el lugar también. También puedes agregar focos debajo de los estantes para resaltar el espacio de trabajo principal.
Compartir este artículo