Cómo cortar cebollas sin derramar lágrimas: 7 formas

Algunos de nosotros ni siquiera sabemos lo que es cortar una cebolla sin llorar. Esto sucede porque las cebollas liberan sustancias irritantes directamente a nuestros ojos. Ideas en 5 minutos tiene 7 soluciones efectivas, por lo que nunca más tendrás que llorar al cortar cebollas.

1. Usa un cuchillo afilado

Un cuchillo afilado dañará menos las paredes celulares, por lo que se terminarán liberando menos sustancias irritantes.

2. Enfría las cebollas

Enfría las cebollas en la nevera o el congelador unos minutos antes de cortarlas. Esto evitará que los compuestos irritantes se eleven hacia tus ojos.

3. Córtalas en agua fría

El agua fría baja la temperatura de la cebolla y, en consecuencia, reduce la cantidad de gases que llegan a los ojos.

4. Pícalas cerca de un ventilador pequeño

El aire circulante que proviene del ventilador alejará los compuestos irritantes presentes en las cebollas para que no lleguen a los ojos.

5. Corta la raíz al final

Cuando cortes la cebolla, deja la raíz para el final, ya que tiene una mayor concentración de enzimas y cortarla al final puede evitar una sesión de llanto.

6. Mantén los trozos cortados lejos de ti

Comienza cortando la cebolla por la mitad y, tan pronto como lo hagas, voltea ambas mitades. El lado que cortarás al final debe permanecer sin pelar. Una vez que cortes la primera mitad, llévala a un tazón. El truco consiste en no tener las partes expuestas frente a los ojos durante mucho tiempo.

7. Usa gafas para cortar cebolla

Si nada de lo anterior funciona, siempre puedes comprar gafas para cortar cebolla, que se encuentran en las tiendas de cocina especializadas o en tiendas para el hogar.

Compartir este artículo