Cómo deshacerse del olor en el refrigerador

Cada vez que accidentalmente derramas o tiras algo en el refrigerador, intentas limpiarlo de inmediato. Se recomienda hacerle una limpieza superficial una vez por semana y una limpieza más profunda cada 3 meses. Y ciertamente no hay que dudar en lavarlo si de repente aparece un olor desagradable.

Ideas en 5 minutos te contará sobre dos formas de eliminarlo. Puedes lavar el frigorífico con productos de limpieza si el olor es demasiado fuerte, o simplemente poner en los estantes alimentos que puedan absorber cualquier olor, incluso los más desagradables.

Mediante la limpieza del refrigerador

  1. Apaga el refrigerador.
  2. Retira todos los alimentos. Deshazte de los caducados y obsoletos.
  3. Retira los estantes y quita las bandejas.
  4. Limpia el interior del refrigerador y congelador con una esponja y un trapo. Esto se puede hacer con la ayuda de agentes de limpieza especiales, así como de una de las formas populares caseras:
  • Diluye el jugo de un limón recién exprimido con agua (1:2). Puedes utilizar la cáscara para fijar el resultado. Limpia toda la superficie con la solución.
  • Mezcla vinagre de mesa y agua en una proporción de 1:1. Cuando termines de limpiar, recuerda enjuagar el vinagre con agua limpia.
  • Vierte 2 cucharadas de bicarbonato de sodio en 1 litro de agua. En este caso también será necesario enjuagar todas las paredes con agua limpia después de la limpieza.

Después de todos los procedimientos, mantén la puerta abierta durante unos 15 minutos para permitir la libre circulación de aire y eliminar cualquier resto de olores.

Usando absorbentes de olores

Si el olor permanece en el refrigerador después del lavado, se pueden usar absorbentes. Su elección depende solo de tus preferencias. Los absorbentes se colocan en recipientes pequeños si el aroma no es demasiado fuerte. Para eliminar los olores más persistentes, es posible que debas esparcir el producto en el estante, cubriéndolo primero con periódico o papel.

Qué se puede utilizar como absorbente de olores:

  • Limón
  • Pan negro
  • Bolsitas de té
  • Café molido
  • Carbón activado triturado

Un día debería ser suficiente para deshacerse del olor. Si deseas consolidar el efecto, renueva los absorbentes y vuelve a colocarlos en el refrigerador.

Consejo: para la prevención de malos olores se puede utilizar carbón activado triturado. Toma el contenedor de plástico de un huevo Kinder y perfóralo en varios lugares. Coloca el carbón activado dentro. Cambia el contenido una vez a la semana.

Imagen de portada Ideas en 5 minutos
Compartir este artículo