Ideas En 5 Minutos
Ideas En 5 Minutos
Cómo elegir un sofá

Cómo elegir un sofá

A la hora de comprar un sofá, puede que la comodidad no lo sea todo. Hay muchos tamaños y formas para elegir. Incluso puede que quieras uno que se convierta en cama, por si alguna vez tienes que acoger a alguien en tu casa.

En Ideas en 5 minutos, hemos preparado una guía para ayudarte a elegir el sofá adecuado rápidamente.

1. Considera su uso

Si tienes pensado hacer fiestas, o si tienes alguna mascota, lo más probable es que tu sofá a lo largo de los años sufra unos cuantos “accidentes”. Sin embargo, si compras uno con un estampado, puede que te ayude a camuflar uno que otro desastre.

2. Toma medidas

Tal vez encuentres el sofá perfecto para tu sala de estar, pero puede que no pueda pasar por tu puerta. Por eso, es importante medir todo, desde las puertas hasta los pasillos. Esto incluye la longitud, la anchura y la altura. A continuación, comprueba las medidas de tu futuro sofá; si todo coincide, estás listo.

3. Elige el tejido

De nuevo, es esencial tener en cuenta cómo va a utilizarse el sofá. Los de cuero son más fáciles de limpiar, pero su comodidad también depende de las estaciones. Son fríos en invierno y cálidos en verano. Los sofás de tela son más suaves que sus homólogos y también más acolchados. Sin embargo, pueden ser más difíciles de limpiar.

También puedes optar por un sofá con funda, pero también puede ser difícil de mantener. Por último, están los sofás de tejido sintético, que suelen replicar el tacto del cuero a un costo menor.

4. Elige el tipo de sofá

Los sofás tradicionales son los que suelen encontrarse en la mayoría de las salas de estar. Tienen capacidad para 3 personas y suelen tener entre 2 y 3 metros de ancho.

Estos se llaman sofás petite. Son más o menos del mismo tamaño que los tradicionales, pero de menor anchura.

Los sofás grandes miden entre 2,5 y 3 metros de largo y en ellos pueden sentarse cómodamente entre 4 y 5 personas.

Los sofás de doble asiento pueden ser la elección perfecta si solo piensan sentarse dos personas. También se denominan sofás de departamento, ya que suelen ahorrar espacio gracias a su reducida anchura.

Si nada de lo anterior se ajusta a tus necesidades, considera la posibilidad de elegir un sofá de esquina. Puedes colocarlos de la forma que mejor se adapte a tu espacio. Pueden convertirse en un diseño en forma de L o U.

Los sofás cama son una gran opción si sueles recibir gente. Tienen una cama en su interior o se transforman en una sin mucho esfuerzo, lo que los convierte en el complemento perfecto si no tienes una habitación de invitados adicional.

5. Elige un estilo

Puedes encontrar sofás de todo tipo de estilos, y no solo los tradicionales. Entre los más populares, está el sofá camelback. Tiene patas expuestas. Sin embargo, no lleva cojines, pero siempre puedes añadirlos tú mismo. Sus reposabrazos suelen ser cuadrados o redondeados.

El sofá tuxedo es un poco diferente. Los reposabrazos y el respaldo están a la misma altura, y probablemente puedas identificarlo por el acolchonamiento del respaldo. En cuanto al sofá karlstad, tiene los reposabrazos más bajos, lo que lo hace más cómodo para acostarse. Las patas están expuestas, y el respaldo suele ser estrecho.

Por último, el sofá bridgewater. Sus características incluyen los reposabrazos bajos, un respaldo alto y una tela a medida que oculta las patas del sofá. Sea cual sea el sofá que prefieras, todos son únicos de una forma u otra.

Bono: Consigue un sillón

Siempre puedes optar por un sillón. Son cómodos y adecuados para que se siente una persona. Además, puedes utilizarlo para complementar el resto de la decoración de tu casa.

Ideas En 5 Minutos/Casa/Cómo elegir un sofá
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos