Ideas En 5 Minutos
NuevoPopular
Aprende
Crea
Mejora
Ideas En 5 Minutos

Cómo elegir una buena sartén

----
131

La sartén es un utensilio obligatorio en la cocina. Se necesita para preparar diferentes platillos. De la elección correcta del tamaño y material del utensilio dependerá la calidad y el sabor de la comida, y también el tiempo que te servirá.

Ideas en 5 minutos te propone echar un vistazo a los parámetros a considerar a la hora de elegir una sartén.

Hay muchos parámetros a tener en cuenta a la hora de comprar una sartén. Primero, observa qué utensilios de cocina son adecuados para tu tipo de estufa. Por ejemplo, existen limitaciones para las estufas de inducción. Es indispensable consultar la etiqueta del artículo.

Además, es importante decidir el propósito de su uso: ¿estás acostumbrado a cocinar porciones grandes?, ¿qué tipo de platos prefieres?, ¿es importante que tenga un recubrimiento antiadherente?

Otro factor importante es cómo se lavará la sartén. Si estás acostumbrado a usar un lavavajillas, averigua de antemano qué tipo de modelos se pueden lavar en él.

Diámetro

  • Hasta 22 cm. Las sartenes pequeñas son adecuadas para cocinar platos simples, salsas, frituras.

  • 24 a 26 cm. Las sartenes medianas son cómodas porque pueden utilizarse para cocinar platillos completos y su diámetro no va más allá del alcance de los quemadores de la estufa.

  • 28 a 30 cm. Las sartenes grandes ahorran tiempo de cocción, ya que en ellas cabe una gran cantidad de productos. Pero se debe tener en cuenta que, si el quemador de la estufa más grande tiene un diámetro de 24 cm o 26 cm, entonces no tiene sentido usar una sartén de 28 a 30 cm. Las sartenes grandes son cómodas para usar en estufas eléctricas con función puente.

Propósito

  • Clásico. Sartén universal con bordes de altura media. Adecuada para cocinar una amplia variedad de platillos.

  • Para freír. Es un tipo poco común de sartén con dos asas y generalmente tiene bordes rectos. Muy cómoda debido a que las sartenes para freír suelen estar hechas de materiales resistentes al calor, lo que significa que pueden ser usadas tanto en la estufa como en el horno.

  • Wok. Una sartén diseñada para freír carne, cereales, fideos y verduras a altas temperaturas. Tiene bordes redondeados, anchos y altos y en el fondo un diámetro relativamente pequeño.

  • Parrilla. Una sartén especial con un fondo rallado. Se necesitan para que, a la hora de freír carne y pescado, el jugo y la grasa no toquen los productos. Esto crea un verdadero efecto de parrilla.

  • Sartén honda. Una sartén con bordes altos. No solo es cómodo freír con ella, sino también guisar.

  • Sartén para crepas. Una sartén con bordes muy bajos, diseñada para preparar crepas.

Material

  • Hierro fundido. Se calienta uniformemente y tarda tiempo en enfriarse. Se cree que las sartenes de hierro fundido preparan los platillos más deliciosos. Pueden ser colocadas en el horno, y este factor los hace aún más universales, ya que en tal sartén incluso se puede hornear un pastel. El período de vida útil es casi ilimitado. Las desventajas son un alto peso y el hecho de que tales sartenes no se pueden lavar en el lavavajillas, no se recomienda almacenar alimentos en ellas debido a la posible formación de óxido.

  • Acero inoxidable. Este material es popular entre los profesionales. Los utensilios de acero inoxidable permiten preparar platillos en los cuales se conserva el sabor al máximo y el color de los productos. Cuando se calienta, no emite ninguna sustancia dañina. Pero, en esta sartén sin revestimiento, la comida se quema fácilmente si no se remueve a tiempo. A la vez, es duradero y puede lavarse inmediatamente después de su uso sin esperar a que se enfríe.

  • Cerámica. En las sartenes de cerámica se puede cocinar sin aceite porque casi no se les pega nada. Son muy ecológicas y duraderas. No le temen a las temperaturas muy altas. Sin embargo, las sartenes de cerámica no son adecuadas para su uso en placas de inducción. Tales sartenes no soportan caídas ni el enfriamiento brusco.

  • Aluminio. Es un material de bajo presupuesto cuya principal ventaja es un peso ligero. Estas sartenes son duraderas, pero para evitar que se pegue la comida, hay que cocinar a bajas temperaturas y revolver los productos constantemente. Los utensilios de aluminio se rayan fácilmente, por lo que no pueden lavarse con limpiadores abrasivos.

Revestimiento

  • Teflón (politetrafluoroetileno). Capa antiadherente ampliamente distribuida. Es cómodo para cocinar, soporta temperaturas de hasta 250 grados. Pero al tener un pequeño rasguño, emite sustancias nocivas. Es fácil de rallar, requiere un manejo cuidadoso y tiene una vida útil corta.

  • Mármol. Mejor dicho, es teflón con virutas de mármol. Es un tipo de revestimiento que proporciona una mayor resistencia al desgaste, calienta rápido y de manera uniforme.

  • Cerámica. Mucho más ecológico que el teflón, requiere un cuidado especial: no tolera los arañazos, golpes, caídas ni cambios de temperatura.

  • Nanocompuesto (de titanio, de diamante, de granito). Este revestimiento es el de mayor calidad y costo. La sartén se calienta uniformemente, tolera altas temperaturas y conserva las propiedades útiles de la comida.

Consejos

  • Elige sartenes con un grosor de más de 5 mm y un fondo multicapa. Esta regla aplica a los utensilios hechos de cualquier material.

  • Para el uso de sartenes en hornos, elige modelos con asas desmontables o de metal.

  • Ten en cuenta que las sartenes con fondo de cobre o aluminio no pueden ser utilizadas en las estufas hechas de cerámica vitrificada, ya que pueden dejar rastros.

  • Los utensilios de cerámica, vidrio, cobre o aluminio no son adecuados para las estufas de inducción.

Imagen de portada Ideas en 5 minutos
----
131
Compartir este artículo