Ideas En 5 Minutos
Ideas En 5 Minutos

Cómo enraizar un ficus

El ficus es una de las plantas de interior más comunes. Hay hasta 875 especies, las cuales se diferencian por su tamaño, la forma del tronco y el color de las hojas. Pero también tienen algo en común: son fáciles de cuidar y reproducir.

La forma más común de reproducir un ficus es por esquejes: separar una parte de una planta adulta. En Ideas en 5 minutos te explicaremos cómo enraizar esquejes en agua y vermiculita.

Método n.º 1: en agua

El método de enraizar esquejes en agua es bastante sencillo. Pero para tener más probabilidades de ver raíces al cabo de 7-14 días, debes añadir un estimulador del enraizamiento al agua y colocar el recipiente con la planta en una bolsa de plástico.

1. Corta el esqueje en un ángulo de 45° para que la zona de contacto sea más amplia y la planta pueda recibir sus nutrientes más fácilmente.

2. Quita las hojas de la parte inferior, elimina las hojas grandes y los brotes para reducir el riesgo de que los esquejes se marchiten.

3. Sumerge los esquejes primero en agua y luego en el agente estimulador de raíces: el polvo seco debe adherirse firmemente a la base húmeda.

4. Vierte agua corriente o filtrada a temperatura ambiente en un recipiente adecuado y añade una pastilla de carbón activado. Esto eliminará los contaminantes y evitará la formación de olores desagradables.

5. Sumerge el esqueje en un recipiente con agua. Las hojas deben permanecer sobre la superficie.

6. Coloca el recipiente en una bolsa de plástico, que actuará como un invernadero, evitando los cambios bruscos de temperatura y humedad, y protegiendo al esqueje de las influencias ambientales.

Método n.º 2: en vermiculita

La vermiculita no solo es un gran aditivo para la tierra, sino también un excelente medio para el enraizamiento de las plantas. Está hecha de mica, cuyas capas actúan como bolsas que retienen la humedad y la liberan gradualmente a la planta.

1. Corta el esqueje a 45°, elimina las hojas grandes y los brotes que estén creciendo.

2. Sumerge el esqueje primero en agua y luego en el agente estimulador de raíces: el polvo seco debe adherirse firmemente a la base húmeda.

3. Vierte la vermiculita en un vaso con agujeros de drenaje y echa abundante agua.

4. Introduce el esqueje en la vermiculita y apisona ligeramente la superficie con los dedos.

*️⃣ El vaso de vermiculita también puede colocarse en una bolsa de plástico para crear un entorno de invernadero para el esqueje.

Ideas En 5 Minutos/Casa/Cómo enraizar un ficus
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos