Cómo limpiar un colchón

Con el tiempo, nuestro colchón inevitablemente se ensuciará o se manchará si no lo limpiamos frecuentemente. Ideas en 5 minutos te brinda consejos para mantener tu área de descanso fresca y libre de olores desagradables o manchas que podrían deteriorar el colchón. De esta manera, alargarás su vida útil y evitarás la acumulación de bacterias que podrían afectar tu salud.

Elimina el mal olor

1. Con bicarbonato de sodio

  • Para deshacerte del mal olor impregnado en tu colchón, retira la ropa de cama y esparce bicarbonato de sodio por toda su superficie. Permite que el producto actúe un par de horas sobre él.

  • Después, retira los residuos de bicarbonato con la ayuda de una aspiradora. Repite este proceso dando vuelta el colchón y aplicándolo sobre la superficie del otro lado. Si deseas, al finalizar puedes añadir unas gotitas de aceite de esencias (como lavanda o vainilla). Así le brindarás un aroma agradable.

2. Con vinagre

  • Si tu colchón tiene un olor desagradable o huele a humedad, el vinagre blanco te ayudará a eliminar el moho que emana el mal olor. Remueve la ropa de cama y aspira el colchón.

  • Luego, rocía vinagre blanco sobre toda su superficie. Repite este proceso del otro lado del colchón. Déjalo descubierto al menos 4 horas en una habitación ventilada, hasta que se seque completamente.

Remueve las manchas secas con agua oxigenada

Es importante que leas el manual de instrucciones del fabricante o que revises la etiqueta de tu colchón antes de aplicar líquidos o químicos directamente sobre él.

  • Para remover manchas secas de la superficie de tu colchón, mezcla 2 partes de agua oxigenada con una parte de jabón líquido. Asegúrate de que no contenga colorantes ni aceites. Bate bien la mezcla hasta que se forme espuma.

  • Toma un poco de espuma con un cepillo de dientes limpio. Frota la espuma suavemente sobre la zona afectada del colchón. Si son varias manchas, repite el mismo procedimiento en cada una de ellas.

  • Al finalizar, limpia la superficie con un paño limpio y ligeramente humedecido con agua.

  • Permite que el colchón se seque por completo, preferiblemente en una habitación ventilada.

Ventílalo y dale un baño de rayos solares

  • Para mantener fresco tu colchón y prevenir olores desagradables, remueve los cobertores, las sábanas y las almohadas.

  • Si tu habitación tiene ventanas, ábrelas y permite que ingrese aire fresco y que caigan rayos solares directamente sobre el colchón. Estos ayudan a quitar de manera natural el mal olor y le brindarán frescura.

  • En caso de que cuentes en tu vivienda con una terraza o un patio, llévalo afuera y déjalo al aire libre al menos 12 horas.

Recomendaciones

  • Una vez que tengas tu colchón limpio, libre de olores y seco, utiliza un protector de colchón debajo de la ropa de cama. Este elemento ayudará a protegerlo y a la hora de la limpieza se podrá remover fácilmente para lavarlo a mano o en la lavadora.

  • Procura limpiar tu colchón con bicarbonato de sodio o vinagre cada 15 días. Realiza una limpieza profunda cada 6 meses, de este modo alargarás su vida útil.

  • También es importante que mantengas tus almohadas limpias. Aquí te enseñamos cómo hacerlo.

Compartir este artículo