Cómo preparar una sartén de hierro fundido para su uso

Durante mucho tiempo, los utensilios de cocina de hierro fundido han sido considerados un maravilloso asistente, ya que no solo permiten cocinar platillos muy sabrosos, sino que el hierro fundido es seguro y duradero. Sin embargo, las herramientas hechas de este material requieren un cuidado especial y, lo más importante, una preparación antes de su uso.

Ideas en 5 minutos te ofrece instrucciones sencillas para preparar utensilios de cocina de hierro fundido para su uso.

Qué necesitarás

  • Aceite de girasol

  • Servilletas de papel

  • Horno

Preparación

  • Vierte una pequeña cantidad de aceite en la sartén.

  • Con una servilleta de papel, frota el aceite en todos los lados de la sartén de hierro fundido.

  • Precalienta el horno a 150 grados.

  • Coloca la sartén engrasada ​​en el horno durante 1 hora.

  • Deja que la sartén se enfríe y luego limpia cualquier resto de aceite.

  • Realiza este procedimiento 3 veces antes de usar la sartén.

Consejos

  • Se recomienda lavar las sartenes de hierro fundido con agua y sin detergente, ya que el aceite protege su superficie de la corrosión y un secado excesivo.

  • Lava tu sartén de hierro fundido inmediatamente después de usarla, mientras aún está tibia. No puedes almacenar alimentos en ella.

  • Utiliza un cepillo y sal para eliminar la suciedad más difícil.

  • Los utensilios de cocina de hierro fundido deben secarse con un paño inmediatamente después de su uso.

  • Si aparecen signos de corrosión, lava la sartén con una esponja de acero y repite el proceso descrito en este artículo.

Compartir este artículo