Ideas En 5 Minutos
Ideas En 5 Minutos

Qué recipientes se pueden y no se deben utilizar en el microondas

No es tan difícil determinar si un utensilio es apto para el horno de microondas o no, basta con ver su etiqueta. Sin embargo, no todos los platos, tazones y recipientes de alimentos tienen tales marcas. Precisamente para esos casos hemos preparado una pequeña guía.

En Ideas en 5 minutos recopilamos una lista de qué recipientes se pueden y no utilizar en el microondas. También te contaremos cómo entender si son aptos para calentar en caso de no tener una marca especial.

Qué utensilios se pueden utilizar en el microondas

Para el microondas son aptos:

  • Vajilla de vidrio, cerámica, porcelana y barro. No debe de tener grietas, astillas o elementos decorativos a base de metal.
  • Platos de papel sin decoración metálica o recubrimiento de plástico. Ten cuidado con los platos de materiales reciclados, ya que estos pueden contener elementos extraños. Si se calienta comida en ellos, se debe supervisar el proceso cuidadosamente.
  • Recipientes y tuppers hechos de plástico resistente. No todos los tipos de plástico son seguros para usar en el horno de microondas, por eso se recomienda buscar la marca y comprobar que realmente ese utensilio es apto para tal propósito.
  • Los frascos de vidrio se deben usar con precaución. La mayoría de ellos no son resistentes al calor y pueden romperse. Antes de colocar uno en el microondas, quítale la tapa y verifica que el recipiente no se caliente.

Qué recipientes no se deben utilizar en el microondas

Los siguientes recipientes no se deben colocar en el horno de microondas:

  • Platos con elementos decorativos a base de metal. Los artículos con franjas de oro, plata o platino reflejarán la energía de las microondas, lo que podría provocar un chispazo.
  • Las bandejas de aluminio también pueden provocar chispazos. Coloca los alimentos en un recipiente que se pueda utilizar en el horno de microondas.
  • Cualquier recipiente de metal. Además del riesgo de incendio, el metal se convertirá en una barrera entre la comida y la radiación de las microondas. Como consecuencia, los alimentos simplemente no se calentarán.
  • Recipientes de madera. La madera se secará si se usa en el horno de microondas, lo cual puede hacer que se rompa o agriete.
  • Recipientes de cartón. El material puede contener pegamento, cera u otras sustancias que podrían ser peligrosas para su uso en el microondas. Algunas cajas que se utilizan en la comida para llevar tienen asas o enganches metálicos que pueden provocar un chispazo o crear un riesgo de incendio.
  • Recipientes de plástico espumado. Si se expone a una alta temperatura, el material puede derretirse y contaminar el contenido dentro del recipiente.
  • Recipientes de plástico desechables. Por ejemplo, frascos de yogur, crema u otros alimentos.
  • Recipientes viejos de plástico. Especialmente si tienen grietas o zonas descoloridas.

Cómo darse cuenta si un recipiente en específico se puede usar en el horno de microondas

Si tienes dudas de utilizar en el horno de microondas un recipiente o tupper en específico, realiza esta sencilla prueba.

  1. Llena un tazón de cerámica o vidrio resistente con agua fría.
  2. Colócalo en el microondas sobre el recipiente que quieres verificar o al lado de él.
  3. Enciende el horno por un minuto y coloca la máxima potencia.
  4. Abre el horno y revisa. Si el agua se volvió tibia o caliente y el recipiente quedó frío, entonces se puede usar en el horno. Sin embargo, si durante la prueba también se calentó, no es recomendable utilizarlo en el microondas.

¿Se puede utilizar papel de aluminio en el horno de microondas?

Técnicamente se pueden utilizar pequeños pedazos lisos de papel de aluminio para cubrir la carne y pollo y evitar que no se calienten demasiado. Sin embargo, debe de estar a una distancia de al menos 2,5 cm de las paredes del horno; de lo contrario, podría producirse un chispazo. Además, los alimentos enrollados en papel de aluminio no pueden cocinarse o calentarse bien en este tipo de horno, ya que en lugar de conducir el calor, el material simplemente refleja las microondas.

Como alternativa al papel de aluminio se puede utilizar papel encerado o de pergamino. Además, puedes cubrir la comida con una toalla o servilleta, si quieres protegerla de salpicaduras.

También se pueden utilizar bolsas de repostería en el horno de microondas, pero solo si esto se indica en las instrucciones del fabricante. En ninguna circunstancia utilices clips metálicos o plastinudos para fijar las bolsas, y asegúrate de dejar ranuras para que salga el vapor.

Ideas En 5 Minutos/Casa/Qué recipientes se pueden y no se deben utilizar en el microondas
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos