Ideas En 5 Minutos
Ideas En 5 Minutos

Qué tipos de cortinas existen

La palabra latina cortina era sinónimo de aulea (Cortinae sunt aulaea). Esta viene del griego y derivaría de αὐλή (aule = patio cercado). Parece que San Jerónimo tradujo αὐλαίας como cortinas, o sea (patio cercado).

En Ideas en 5 minutos, te contamos qué tipos de cortinas existen y para qué se usan.

Cortinas corredizas

Como sugiere el nombre, las cortinas de este tipo se corren, asemejándose a unas alas. Lienzos en cascada de tela u otro material se unen a la cornisa y se mueven libremente a lo largo de ella hacia la izquierda y la derecha.

  • Este tipo de cortinas se hacen de tela densa tipo foscurit (jacquard, terciopelo, estera). Esta es una opción tradicional para dormitorios. En el cortinero, las cortinas se sujetan mediante lazadas, aros, cordones cosidos al borde de la tela, ​​o mediante ojales y fajas.

Los trabajadores textiles experimentan constantemente tanto con los pliegues de las cortinas como con los colores. Por ejemplo, crean cortinas hechas de bloques de colores: que consisten en rayas multicolores; cortinas fotográficas: cortinas en las que se imprime cualquier imagen; cortinas blackout multicapa, donde, además de la hoja decorativa, hay un forro y una parte exterior blanca para reflejar la luz.

Este tipo de cortinas se combina habitualmente con un velo.

  • El velo es una tela ligera y aireada hecha de tul, organza o gasa, que difunde suavemente la luz.

En interiores clásicos, para completar la composición de cortinas y velos, se utilizan varios tipos de cenefas: cortinas horizontales que oscurecen la parte superior.

  • Las cortinas cruzadas usualmente se fijan con soportes especiales. Proporcionan un sombreado adicional. La intersección de las 2 cortinas puede variar ligeramente.
  • Cortina de hilo — son hilos verticales o tiras delgadas de tela transparente en una trenza sólida en la parte superior (con menos frecuencia en ganchos separados), a veces decoradas con cuentas. El ambiente creado en la habitación se parece al efecto del velo. Las cortinas de hilo se cuelgan no solo en las ventanas, sino también en las puertas, y también se utilizan para zonificar el espacio.
  • Las cortinas japonesas son paneles largos y rectos con pesos en la parte inferior. Gracias a un sistema de sujeción especial, pueden moverse de forma autónoma. Las cortinas japonesas vienen en una amplia variedad de colores y están hechas de una variedad de materiales.
  • Las cortinas tipo café, a diferencia de los tipos anteriores, cubren solo una parte de la ventana: la mitad inferior del vidrio hasta el alféizar de la ventana. Antes, se podían ver principalmente en cafeterías o en trenes, pero ahora también se pueden encontrar en viviendas.

Cortinas elevables

Estas cortinas se abren y se cierran verticalmente, utilizando un mecanismo de elevación especial. Antes de instalarlas, se debe medir con precisión todos los parámetros de la ventana, ya que es poco probable que sea posible ajustar las cortinas al tamaño después.

  • Las cortinas enrollables son un artículo de tela de una sola pieza que se enrolla en un rodillo. Una opción bastante práctica para la cocina, pero el mecanismo de elevación es sensible a las más mínimas distorsiones, por lo que no se puede prescindir de un nivel a la hora de instalar.
  • Cuando se levantan, las cortinas romanas se juntan en pliegues horizontales uniformes a lo largo de líneas preparadas previamente. Las cortinas inglesas (londinenses) tienen un aspecto más elegante que las romanas, porque gracias a los puntos de fijación adicionales, el borde inferior se convierte en una especie de lazo.
  • En las cortinas francesas, los pliegues ondulados cubren toda el área del lienzo y se hacen en la etapa de costura, por lo que no se abren incluso cuando la cortina está completamente abierta.
  • Las cortinas austriacas tienen un diseño similar a las francesas en la parte del borde inferior, pero su tela es más suave y se elevan según el sistema de las cortinas romanas.
  • Las cortinas plisadas se hacen de tela ondulada (textil o papel), cortinas tipo acordeón. Algunos fabricantes combinan material opaco con material translúcido para que se puedan alternar para crear cortinas de “día/noche” populares y cómodas.
  • Las persianas se parecen a las cortinas plisadas, pero dependiendo del sentido de la ubicación de las laminillas (horizontal o vertical), pueden levantarse o deslizarse.

Cortinas fijas

Se trata de cortinas cuyo componente decorativo prima sobre el funcional. A veces, los diseñadores de interiores las utilizan para simular una ventana en una habitación.

  • Las cortinas italianas por fuera parecen cortinas entreabiertas, pero son estáticas, es decir, su apariencia y posición no se pueden cambiar, los ganchos se colocan a un cierto nivel.
  • Las “manga de obispo” (“manga de cardenal”) se puede reconocer por su característica holgura. Como las cortinas imperiales, este tipo de cortinas son masivas y poco prácticas.
  • Las cortinas para vidrieras adornan las puertas de vidrio o las grandes verandas. En el medio, están ligeramente atadas con trenzas o lazos, por eso también se les llama “reloj de arena”.

Como bono adicional: los amantes de la alta tecnología seguramente apreciarán las cortinas inteligentes que se pueden abrir con el control remoto sin levantarse de la cama y que también se programan para abrirse junto con el despertador.

Ideas En 5 Minutos/Casa/Qué tipos de cortinas existen
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos