Qué tipos de cubiertos hay y para qué se utilizan

La mayoría de nosotros estamos acostumbrados a utilizar solo cubiertos “estándar” en la vida cotidiana. Nunca hemos oído hablar de un tenedor de ostras, por ejemplo.

Para evitar pasar vergüenza cuando vayas a un restaurante o a una cena, utiliza nuestra guía de Ideas en 5 minutos. Te enseñaremos a no confundir un tenedor de postre con un tenedor de pescado, para que en el futuro puedas utilizar siempre los cubiertos correctamente.

Tipos de cucharas

  • Cuchara de mesa
    Es bastante grande, alargada y se utiliza para comer platos principales. Su tamaño es similar al de un tenedor y un cuchillo principales. Se considera universal si no se tiene un gran juego de cucharas.
  • Cuchara de postre
    Más pequeña que la cuchara de mesa común pero más grande que la cuchara de té. La punta de la cuchara suele ser más puntiaguda y te ayuda a separar los trozos de postre o pastel.
  • Cuchara de té
    Parece una versión en miniatura de la cuchara de mesa y también se considera muy versátil. Adecuada para añadir azúcar al té o al café o para remover bebidas calientes.
  • Cuchara de café
    Esta cuchara es más pequeña que la cuchara de té y suele tener un mango más corto y fino. No se utiliza para preparar el café, sino para servir junto a él.
  • Cuchara de sopa
    Esta cuchara tiene una longitud similar a la de una cuchara de mesa, pero tiene una punta redondeada y más profunda. Esto le permite retener mejor los alimentos líquidos. Una versión más pequeña de este cubierto es la cuchara de caldo, que puede servirse con una sopa ligera.
  • Cuchara de azúcar
    Una pequeña cuchara con una punta ondulada y en forma de pétalo. Se utiliza para sacar el azúcar de la azucarera.
  • Cuchara de helado
    Esta cuchara puede ser pequeña, mediana o grande, dependiendo de la cantidad de helado que se quiera servir y del tamaño de la copa. El rasgo característico de esta cuchara es su borde plano, que permite sacar el resto del postre del fondo de la copa con facilidad.
  • Cuchara de cóctel
    Cuchara con mango largo. A menudo se sirve con bebidas servidas en vasos altos.
  • Cuchara para servir
    Similar a una versión más grande de una cuchara de mesa, con un mango alargado y una punta más redonda. Se utiliza sobre todo en las cenas, donde se colocan diferentes platos en el centro de la mesa. Con la ayuda de estas cucharas, los invitados pueden servirse la comida.
  • Cuchara para ensalada
    Se utiliza siempre en combinación con un tenedor de ensalada para poder mezclar y servir fácilmente los alimentos.

Tipos de tenedores

  • Tenedor de mesa
    Un tenedor universal que puede encontrarse en cualquier juego de cubiertos. El tamaño es comparable al de una cuchara de mesa. En la mayoría de los casos puede utilizarse para platos principales, ensaladas y pescado. Sin embargo, en los restaurantes gourmet es probable que se sustituya por varios tenedores especializados.
  • Tenedor de postre
    Más corto que el tenedor de mesa y el tenedor de fruta, tiene una punta ligeramente más fina con 3 dientes. Diseñado para ser utilizado en postres y diversos platos dulces.
  • Tenedor de pescado
    Similar al tenedor de mesa común. Se diferencian en que el diente izquierdo del tenedor de pescado es más ancho y grueso. Puede utilizarse para separar la carne de las espinas.
  • Tenedor de fruta
    Un pequeño tenedor con 2 dientes. Se utiliza para pinchar rodajas de fruta.
  • Tenedor para asar
    Es el tenedor más grande con dientes largos y resistentes para recoger fácilmente grandes trozos de carne o verduras. Su diseño te permite cocinar en un fuego abierto sin acercarte demasiado a las llamas.
  • Tenedor de carne
    Tiene un mango grande y 2 dientes largos y afilados que pueden perforar y sujetar fácilmente los trozos de carne al cortarlos. Se sirve junto con un cuchillo.
  • Tenedor de ensalada
    Generalmente es un poco más largo que el tenedor de mesa. Se diferencia del tenedor de mesa por su filo, que puede utilizarse para cortar trozos grandes de la ensalada. Se suele utilizar en combinación con la cuchara de ensalada.
  • Tenedor de cóctel
    Instrumento más pequeño con 2 dientes, que se sirve con los cócteles. Permite sacar la fruta, las aceitunas y otros pequeños ingredientes de las bebidas.
  • Tenedor de langosta
    Tiene un tamaño pequeño, un mango metálico muy fino y 2 pequeños dientes en el extremo. Estos dientes son tan afilados y pequeños que pueden sacar fácilmente la carne de almejas y crustáceos de los lugares más difíciles de alcanzar. Se utilizan para varios tipos de mariscos.
  • Tenedor de caracol
    Similar a un tenedor de cóctel. Tiene un mango pequeño y 2 dientes finos. El diseño del tenedor facilita la extracción de los caracoles de sus conchas. También se puede servir con canapés y otros aperitivos.
  • Tenedor de ostras
    Un tenedor estrecho con 3 dientes, para sacar fácilmente las ostras de la concha. También se puede servir con otros tipos de mariscos.
  • Tenedor de repostería
    Un instrumento de pequeño tamaño con 3-4 dientes. El diente izquierdo de dicho tenedor es más grande y aplanado, tiene un borde biselado y actúa como una especie de cuchillo. Puedes utilizarlo para separar eficazmente los trozos pequeños de los productos horneados.
  • Tenedor de queso
    Tiene un grueso mango de madera y 2 largos y afilados dientes que pueden pinchar piezas muy pequeñas. Este tenedor también puede utilizarse para cortar algunos quesos blandos.
  • Tenedor para espaguetis
    Los tenedores de espaguetis tienen 3 dientes con crestas en la parte superior. Evitan que la pasta se deslice y hacen que sea mucho más fácil comerla. A pesar del nombre, este tenedor se sirve con todo tipo de pasta.

Tipos de cuchillos

  • Cuchillo de mesa
    El cuchillo más largo del juego de cubiertos. Es muy versátil y puede utilizarse para cortar alimentos y para separar pequeños trozos de alimentos en las comidas.
  • Cuchillo de postre
    Suele ser bastante largo, con una hoja estrecha que puede ser redondeada o puntiaguda. Los cuchillos con punta son buenos para cortar postres duros, mientras que los redondeados son buenos para separar trozos de postre más blandos.
  • Cuchillo para mantequilla
    Diseñado para untar productos blandos como mantequilla, mermelada y jalea en el pan. Tiene una punta redondeada con la que es imposible cortar nada.
  • Cuchillo de queso
    Estos cuchillos cortan fácilmente tanto los quesos duros como los blandos, gracias a sus hojas afiladas, cortas y anchas. Hay de diferentes formas y longitudes.
  • Cuchillo de moluscos
    El objetivo principal de este cuchillo es abrir las conchas duras de los moluscos. A menudo, estos cuchillos están equipados con un borde biselado: es más fácil deslizarlo entre las valvas bien cerradas. Estos cuchillos también suelen caracterizarse por sus hojas y mangos cortos.
Compartir este artículo