6 Maneras de prevenir el acné

El acné es una de las afecciones cutáneas más comunes. Es causada por una bacteria llamada Cutibacterium acnes (de ahí el nombre), que infecta las espinillas. Estas, a su vez, crecen cuando los folículos se bloquean y la grasa se acumula debajo de la piel. Si bien hay muchos factores, como la genética y las hormonas, que determinan si sufrirás o no de acné, hay algunas cosas que puedes hacer para reducir los brotes o evitar que aparezcan.

Ideas en 5 minutos te dará algunos consejos, así como una lista de lo que debes y no debes hacer, que podrías considerar.

1. Lávate la cara, especialmente después de hacer ejercicio

Independientemente de que tengas acné o no, es importante mantener la cara limpia. Normalmente se recomienda lavarla dos veces al día. Hacerlo con más frecuencia en realidad podría causar más problemas. La forma en la que te lavas la cara también es importante. Frotar la piel puede irritarla y empeorar los brotes de acné, por lo que es mejor usar las manos y un limpiador especial. Luego, sécate con palmaditas con una toalla limpia.

2. Mantén tu cabello limpio y alejado de tu cara

El exceso de aceite que pasa del cabello a la piel puede empeorar el acné. Mantener tu cabello limpio podría evitar que el acné aparezca en la frente y la cara. Si tienes el cabello graso, es posible que debas lavarlo con más frecuencia que las personas que tienen cabello seco. Utiliza siempre un champú y un acondicionador suave.

Consejos:

  • Si bien mantener el cabello alejado del rostro podría ayudar a prevenir los brotes de acné en esa zona, usar cintas para la cabeza que cubran la frente puede tener el efecto contrario, porque mantienen el sudor en su lugar. Si tienes el cabello largo, puedes mantenerlo alejado de la cara.
  • Evita aplicarte productos como gel para el cabello o espray cerca del rostro. Pueden obstruir los poros y provocar brotes. Lo mismo ocurre con las fragancias, los aceites y las pomadas.

3. Aplica tratamientos específicos para el acné en lugar de sacarte las espinillas

Evita tocarte la cara, especialmente si es para pellizcar o reventar las espinillas. En su lugar, usa tratamientos tópicos o de venta libre, como cremas o sueros, para reducir los brotes leves cuando tienden a ocurrir en áreas específicas, como el mentón, la nariz o la frente. Siempre consulta con tu dermatólogo para averiguar qué tratamiento puede funcionar mejor para ti y cómo aplicarlo.

  • Consejo: Ciertos productos para el cuidado del cutis destinados a la piel seca o madura contienen aceites que pueden obstruir los poros, así que mantente alejado de ellos. Los productos que no contienen aceite generalmente se etiquetan como “no comedogénicos”.

4. Controla tu dieta con un diario de comidas

Los médicos aún no están seguros de que exista una conexión entre la comida y el acné, pero llevar una dieta saludable siempre es una buena idea, y también puede ayudar a que tu piel se mantenga más limpia. Según una investigación, comer menos alimentos con alto contenido de azúcar, como galletas, pasteles, tartas y otros carbohidratos, podría ayudar a reducir los brotes. Los productos lácteos, especialmente la leche desnatada, también pueden aumentar el riesgo de que una persona desarrolle acné.

  • Consejo: Algunos alimentos pueden provocar acné en determinadas personas. Llevar un diario de comidas puede ser una buena manera de determinar si un alimento específico desencadena tus brotes, esto te ayudará a eliminar ese tipo de alimentos en particular para ver si tu piel mejora.

5. Protege tu piel del sol

Los rayos ultravioleta del sol pueden aumentar la inflamación y el enrojecimiento, entre otras cosas. Si tienes una quemadura solar, podrías producir en exceso aceites que empeoran el acné. Además, algunos medicamentos para el acné pueden hacer que tu piel sea más sensible a la luz solar.

Consejos:

  • Limita tu tiempo de exposición al sol, especialmente entre las 10 de la mañana y las 4 de la tarde.
  • Usa ropa protectora, como una camisa de manga larga, pantalones y un sombrero de ala ancha.
  • Aplícate un protector solar de amplio espectro (se recomienda uno con un 6 % de óxido de zinc o más y FPS de 30 o más) 20 minutos antes de salir al aire libre.
  • Busca “no comedogénico” en la etiqueta del protector solar para que la aparición de nuevos granos sea menos probable.

6. Reduce el estrés y haz ejercicio a diario si es posible

El estrés a menudo causa inflamación, lo que puede empeorar los brotes. Pregúntate qué lo está causando y busca soluciones en actividades como la meditación o el yoga. Trata de relajarte antes de ir a la cama leyendo o tomando un baño, o pasa tiempo en la naturaleza o con algunos pasatiempos.

  • Consejo: El ejercicio habitual es una excelente opción para reducir el estrés, es bueno para todo el cuerpo y también podría ayudarte a prevenir el acné.

Bono: Por qué es importante lavar las fundas de las almohadas y otras cosas que debes tener en cuenta

Hacer: Cambia tus sábanas al menos una vez a la semana. Si hay suciedad y aceite en tus sábanas, pasarán a tu piel mientras duermes. Esto es especialmente importante para las fundas de las almohadas, porque es donde descansa la cara.

⛔️No hacer: Dormir con el maquillaje puesto. Siempre quítatelo antes de acostarte, aunque uses productos no comedogénicos.

✅ Hacer: Usa una toalla limpia para quitar suavemente el sudor de tu piel cuando hagas ejercicio, pero nunca frotes el sudor por tu piel para evitar irritarla.

⛔️ No hacer: Usar ropa o equipos deportivos que raspen tu piel o que puedan causar irritación al hacer ejercicio.

✅ Hacer: Mantén limpios tus accesorios de cuidado facial lavándolos con agua y jabón. Además, por razones de higiene, asegúrate de ser la única persona que usa tu maquillaje, tus brochas y tus aplicadores.

⛔️ No hacer: Intentar un nuevo tratamiento para el acné cada semana. En su lugar, usa un producto de 6 a 8 semanas y luego evalúa los resultados. Al cambiar de producto, ten en cuenta que la limpieza completa de un producto anterior generalmente puede demorar de 3 a 4 meses.

Hacer: Ten cuidado al eliminar el vello facial. Limpia la cuchilla con regularidad y aféitate en la dirección del crecimiento del vello. La depilación con cera y con hilo puede contribuir a un brote de acné y/o causar irritación.

Compartir este artículo