Ideas En 5 Minutos
Ideas En 5 Minutos

Cómo distinguir distintos estilos de nado

La natación es una actividad física muy popular que ejercita todos los músculos del cuerpo. Existen distintas técnicas de nado que puedes utilizar. En Ideas en 5 minutos creamos una guía corta de los 4 estilos más importantes.

Crol frontal

También se lo conoce como “estilo libre” debido a que los nadadores profesionales suelen elegirlo en las competencias de estilo libre por la velocidad que les otorga. Aparte de ser la brazada más rápida, también es muy agresiva, y debe realizarse con la mayor precisión posible.

Este estilo consiste en flotar sobre tu estómago mientras mantienes tu cuerpo paralelo a la superficie del agua. Tus brazos realizan movimientos rotatorios, mientras que el batido de las piernas debe impulsar tu cuerpo: los pies tienen que ir en punta y hay que evitar flexionar las rodillas. El nadador debe girar la cabeza hacia un costado mientras su brazo se encuentra elevado por fuera del agua y así aprovechar para respirar durante este intervalo.

La desventaja principal del crol frontal es que puede cansarte más rápido.

Espalda

Este estilo es igual al crol frontal, pero se realiza de espalda. Es muy recomendable para aquellas personas que sufren de dolor en esa parte del cuerpo.

Implica impulsarse de espalda realizando movimientos circulares con los brazos. El cuerpo debe mantenerse recto y las piernas juntas bajo el agua.

El nadador debe mirar hacia arriba con la cara fuera del agua. A pesar de que puede respirar en todo momento, aquí también la respiración debe sincronizarse con las brazadas.

La desventaja es que la luz del sol puede cegar tu visión si practicas este estilo al aire libre en días soleados.

Brazada de pecho

Esta técnica es la más lenta, así como la más popular, principalmente entre principiantes. Es muy fácil de aprender y es tan simple que no requiere sumergir la cabeza.

Sin embargo, los nadadores profesionales sí deben sumergirla. Los brazos realizan de forma simultánea movimientos circulares apenas por debajo de la superficie del agua. El movimiento más importante es el de las patadas en forma de latigazo, similares a los de una rana cuando nada. El nadador debe flexionar las rodillas y caderas para así acercar las piernas al torso. Luego, estas deben moverse hacia afuera, extenderse y volver a juntarse.

Es necesario combinar el movimiento de los brazos con el de las piernas para impulsarse mejor. Los brazos descansan durante la patada, y las piernas permanecen rectas durante la brazada. Cuando se realiza la propulsión, la parte superior del cuerpo se encuentra por encima de la superficie del agua. Los expertos afirman que lo más difícil de coordinar son los tiempos.

Uno de los problemas de esta técnica es que puede hacer mal a las rodillas.

Mariposa

Esta agotadora y compleja técnica representa el ejercicio cardiovascular más difícil entre los estilos de nado.

Se inicia con el cuerpo horizontal. Este debe mantenerse tan recto como sea posible, boca abajo y con la mirada en un ángulo de 90 grados dirigida hacia el fondo de la piscina. El nadador se impulsa llevando los dos brazos al mismo tiempo por encima de la cabeza y después los sumerge en el agua. De esta manera, puede impulsarse hacia adelante mientras que saca la cabeza y hombros por fuera del agua. Luego vuelve a llevar los brazos hacia arriba por encima de la superficie.

La patada de delfín imita el movimiento de la parte inferior de los delfines. Esto implica mantener las piernas juntas y rectas. El movimiento del cuerpo se parece al desplazamiento ondulatorio de una ola.

Al ser uno de los estilos más desafiantes, los músculos de los hombros pueden fatigarse como resultado.

Ideas En 5 Minutos/Salud/Cómo distinguir distintos estilos de nado
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos