Cómo distinguir los tamaños de los colchones y de las sábanas

Si a veces te preguntas por qué tu cama no queda tan bien como las de los hoteles o las revistas, quizás es que las medidas de tus sábanas, edredones o fundas nórdicas no son las adecuadas.

En Ideas en 5 minutos hemos preparado una pequeña guía para que puedas medir y averiguarlo.

⚠️ Ten en cuenta que algunos colchones nuevos son más profundos que los antiguos, y que los fabricantes pueden añadir o quitar unos centímetros aquí y allá. Por eso nuestro artículo es simplemente una guía que puedes usar para tener una idea de los diferentes tamaños disponibles.

Los diferentes tipos de colchones

Antes de comprar unas sábanas para tu cama, es posible que quieras averiguar qué tamaño tiene. Aquí hay una guía de las diferentes tallas que encontrarás habitualmente en varios países. Recuerda que esta guía no es exhaustiva, por lo que puede haber otras tallas no incluidas aquí. Todos los valores son aproximados.

  • Twin: 96 cm por 190 cm. Normalmente es adecuada para niños pequeños.
  • Twin XL: 96 cm por 203 cm. Perfecto para un niño que es alto y necesita más espacio para las piernas.
  • Full o doble: 137 cm por 190 cm. Ideal para niños activos y mayores, ya que hay más espacio que en las camas “twin”.
  • Queen: 152 cm por 203 cm. Ideal para parejas con dormitorio pequeño.
  • King: 193 cm por 203 cm. Ideal para parejas que necesitan más espacio personal y que tienen un dormitorio grande.
  • California King: 182 cm por 213 cm. Ideal para alguien más alto de 185 cm.

Luego, hay tamaños menos comunes, como los siguientes:

  • Crib: El tamaño estándar de una “crib” es de 132 cm por 68 cm. Están pensadas para los niños durante los 18 a 24 meses. Sin embargo, también hay mini-cunas adaptadas a espacios más pequeños. Suelen ser de 96 cm por 60 cm. Solo ten en cuenta que debido a su menor tamaño, las mini cunas no se ajustarán a tu hijo tanto como una cuna estándar.
  • Split (dividido) Queen: Esta es esencialmente una cama tamaño Queen hecha de 2 colchones separados de 76 cm por 203 cm puestos juntos. Su ventaja es que cada colchón puede tener un nivel diferente de firmeza, por lo que siempre puedes conseguir lo que prefieres aunque compartas la cama con otra persona. También es más fácil de mover.
  • Split (dividido) King: Un colchón “split king” es básicamente 2 colchones “twin XL” separados uno al lado del otro, midiendo 96 cm por 203 cm (192 cm por 203 cm en total).
  • Split (dividido) California: Se trata de 2 colchones separados que miden 91 cm por 213 cm. Es uno de los tamaños menos comunes que se pueden encontrar.

Determina el tamaño de la sábana que necesitas

1. Si aún no lo sabes, tómate un minuto para entender lo que estás midiendo: el ancho, la longitud y la profundidad del colchón.

2. Estira la cinta métrica por el colchón para medir el ancho. Empieza en la esquina inferior derecha y estírala hasta la esquina inferior izquierda. Anótalo.

3. Coloca la cinta métrica en la parte superior del colchón, en el cabecero. Estírala hasta la parte inferior del colchón, donde termina. Esta es la longitud de la cama. Anótalo.

4. Coloca la cinta métrica en la parte superior del colchón. Extiéndela hasta la parte inferior del colchón para medir la profundidad, o el grosor. Anótalo.

5. Elige tus sábanas en función del tamaño del colchón (consulta la tabla anterior, todas las unidades están en cm). Ten en cuenta que algunos colchones y fabricantes de ropa de cama pueden añadir o restar algunos centímetros a las medidas anteriores, por lo que es solo una orientación.

  • Nota: La diferencia entre un edredón y un nórdico es que este último viene en dos piezas separadas, una sábana extra y una funda.

Si tienes un colchón dividido, las sábanas tradicionales encajarán, a menos que se trate de un marco de cama ajustable. En ese caso, se necesitan sábanas ajustables separadas para, por ejemplo, los colchones “twin XL” si tienes una cama “king”.

Compartir este artículo