Cómo permanecer despierto toda la noche si realmente es necesario

Un vuelo largo, un viaje, una fiesta o un turno de trabajo nocturno pueden interrumpir los planes de irse a la cama a la hora de siempre. En tales situaciones, hay que aguantar hasta la mañana y no quedarse dormido, pero es difícil de hacer, porque nuestro cuerpo está programado para permanecer despierto durante el día y dormir por la noche.

En Ideas en 5 minutos hemos encontrado 8 formas que te ayudarán a permanecer despierto toda la noche. Sin embargo, recuerda que no debes mantenerte despierto por la noche con frecuencia. La deficiencia de sueño puede ser perjudicial para la salud, afectar la concentración y la capacidad de aprendizaje.

Método número 1: duerme de antemano

Toma una buena siesta antes de una noche sin dormir. Y si la fecha en la que tendrás que mantenerte despierto se conoce de antemano, duerme más de lo habitual toda la semana para acumular más energía para el día X.

Método número 2: enciende la luz

La oscuridad o la iluminación tenue le indican a tu cuerpo que libere la hormona del sueño melatonina. Es la que te hace sentir somnoliento y querer ir a dormir. La luz brillante, por otro lado, reduce la síntesis de melatonina y te ayuda a mantenerte alerta por más tiempo.

Un estudio de la Escuela de Medicina de Harvard encontró que usar luz brillante por la noche y crear oscuridad durante el día puede ayudar a los trabajadores del turno nocturno a “reajustar” sus patrones de sueño y vigilia.

Enciende una o más lámparas por la noche para ayudar a crear una iluminación brillante en la habitación. También será útil una lámpara LED que simule la luz solar. Esto debería ayudarte a permanecer despierto por más tiempo.

Método número 3: usa dispositivos electrónicos

Los consejos sobre cómo conciliar el sueño rápidamente y dormir profundamente a menudo incluyen el tip de que mantener los dispositivos electrónicos lejos. Se cree que emiten “luz azul”, que retrasa la liberación de melatonina y ralentiza el ritmo del sueño.

Para permanecer activo por más tiempo, haz lo contrario: enciende la televisión, juega juegos de computadora, mira videos en Internet o usa tu teléfono inteligente para revisar las redes sociales. Cuanto más cerca esté la luz azul de tu cara, tanto más tiempo permanecerás despierto.

Método número 4: prepara café

La cafeína puede ayudarte a sentirte despierto, mejora el estado de alerta y combate la somnolencia. Las dosis moderadas de café (2 tazas) pueden mejorar tu rendimiento, pero las dosis altas tienen el efecto contrario: pueden causar ansiedad y temblores.

Para permanecer despierto toda la noche, no optes por una gran dosis de cafeína. Es mejor distribuirla uniformemente. Esto ayudará a mantener una alta concentración de atención durante la noche y evitará alteraciones del sueño en el futuro.

Pero es mejor rechazar las bebidas energéticas. Las diferentes marcas de bebidas contienen diferentes cantidades de cafeína. Suelen ser equivalentes a 1 a 5 tazas de café. Te resultará difícil determinar exactamente cuánta cafeína consumiste. Además, las dosis altas pueden ser tóxicas.

Método número 5: mantente ocupado

Encuentra algo que hacer toda la noche. Esto no será un problema si estás despierto debido a un turno laboral nocturno o una fiesta ruidosa con amigos. En otras situaciones, tendrás que usar la imaginación. Piensa en las cosas que has pospuesto muchas veces para más adelante y resuélvelas ahora. Si estás despierto en tu casa, prueba limpiar, organizar el almacenamiento de tus cosas o decorar.

Método número 6: haz ejercicio

El ejercicio regular mantiene patrones de sueño saludables, pero no se recomienda hacerlo a altas horas de la noche. Durante el deporte, el cuerpo genera mucha energía, lo que dificulta conciliar el sueño.

Pero si, por el contrario, quieres quedarte despierto toda la noche, prueba hacer entre 30 y 40 minutos de ejercicios aeróbicos o fitness. Al mismo tiempo, es mejor evitar un esfuerzo físico intenso antes de acostarse.

Prueba incluir en tu entrenamiento nocturno:

Método número 7: toma una ducha

Una ducha fría puede ayudarte a sentirte más alerta y aliviar la somnolencia. Pero si no quieres o no tienes la posibilidad de ducharte, prueba simplemente lavarte la cara con agua fría y cepillarte los dientes con una refrescante pasta de menta.

Método número 8: toma una siesta corta

Tomar una siesta durante la noche te ayudará a mantenerte concentrado. Por supuesto, esto no reemplazará una noche de sueño completo, pero te devolverá un poco las fuerzas. La mayoría de los estudios del estado de los trabajadores del turno nocturno muestran que las siestas reducen la somnolencia y mejoran el rendimiento.

Trata de dormir de 15 a 20 minutos durante tu descanso en el trabajo y, si estás de viaje, tómate un rato para descansar y tomar una siesta.

Compartir este artículo